Elegir los neumáticos correctos en invierno

Elegir los neumáticos correctos es una de las decisiones más importantes que tenemos que tomar con respecto a nuestro transporte personal. Es de suma importancia durante el invierno, cuando en muchas áreas la presencia de hielo y nieve en las carreteras crea un peligro mortal. No es un proceso difícil si tienes la información necesaria.

Lo primero que debe hacer es consultar el manual del propietario de su vehículo para encontrar las especificaciones del fabricante para los tipos y tamaños de neumáticos recomendados por ellos.


A continuación, monte los neumáticos de barro y nieve apropiados en su vehículo para ayudar a proteger contra la marea de las carreteras de invierno, estos neumáticos se pueden usar en cualquier lugar siempre que no tengan pernos metálicos.
Si vives en un área donde el hielo es común en el invierno, asegúrate de usar las llantas de metal que están disponibles y guarda tus otras llantas (si están en buenas condiciones) para el final de la temporada de invierno ya que estas llantas de metal solo están permitidos durante la temporada de invierno y están prohibidos en 10 estados.

Otra clave para recordar es asegurarse de que todas las llantas de nieve con las que equipa su vehículo sean del mismo tamaño, tipo y banda de rodadura. Esto es particularmente importante si su vehículo es de tracción delantera, donde el uso de ruedas traseras no combinadas puede ocasionar una pérdida de tracción al frenar en las carreteras heladas del invierno.

Al elegir las llantas, tenga en cuenta que equipar su vehículo con llantas extra grandes que son más grandes que las recomendadas por el fabricante hacen que la dirección sea difícil y puede frotar los pozos de la defensa o la suspensión debajo.

Como norma, los neumáticos para nieve se fabrican con grandes áreas vacías en su banda de rodadura para que tengan más tracción sobre la nieve que los neumáticos normales, donde los neumáticos normales de toda la temporada están más preocupados por un viaje tranquilo con un mínimo de tracción.

Otro método probado en el tiempo que se puede usar cuando las condiciones lo justifican es el uso de cadenas de neumáticos. Instalar cadenas de llantas puede aumentar la tracción hasta en un 200%. De nuevo, asegúrese de que estas cadenas sean del tamaño y tipo correctos para su llanta en particular, ya que las cadenas incorrectas pueden hacer que las llantas fallen.

Seguir los consejos anteriores te ayudará a salvaguardarte a ti y a tu familia en la próxima temporada de invierno.

Cambio de neumáticos

Es posible que no tenga ninguna experiencia en el cambio de neumáticos, por lo que saber cuándo hacerlo podría ser difícil sin una inspección adecuada. Si no se siente cómodo diagnosticando el problema antes de cambiar los neumáticos, un profesional puede ayudarlo. Sin embargo, determinar cómo cambiar un neumático puede ser bastante fácil.

Un signo que puede indicarle que es hora de cambiar sus llantas es por lo bien que están funcionando. Un ejemplo podría ser que su automóvil, que generalmente se maneja bien en condiciones meteorológicas adversas, de repente no se maneja tan bien. Otra es que lleva más tiempo detenerse cuando se frena.

Conventional Groove Wall

La banda de rodadura de un neumático no debe usarse más allá del límite legal, que es un límite mínimo de 1,6 milímetros. La mayoría de los fabricantes de neumáticos moldean T.W.I, o indicadores de desgaste de la banda de rodadura, directamente en el dibujo de la banda de rodadura de los neumáticos, por lo general a 1,6 milímetros. Cuando el neumático está desgastado en el T.W.I, debe ser reemplazado.

El desgaste de los neumáticos puede ser causado por varios factores, no solo por la edad y el uso. El frenado de emergencia, el inflado insuficiente o excesivo y la migración pueden hacer que se pongan. Una vez que una llanta se desgasta, o incluso supera su límite legal, es imprescindible cambiar las llantas.

Para evitar desgastar sus llantas demasiado temprano, verifique si sus llantas están infladas correctamente. Para hacerlo, necesitarás algunas herramientas simples.

Necesitará un manómetro de presión para comprobar la presión del neumático. Esto puede ser mecánico o electrónico, o incluso puede usar una bomba con un medidor incorporado directamente. También puede optar por un pequeño compresor que funcione a través del encendedor de su automóvil. Son excelentes para ahorrar tiempo y esfuerzo, pero asegúrese de evitar comprar uno barato. No funcionan tan bien, y a menudo se rompen muy rápido.

Si ha realizado todos los controles, pero sus llantas aún están en mal estado, entonces es inevitable cambiar las llantas. Pero no se preocupe, el proceso se puede hacer fácil y rápidamente con solo algunos consejos.

Antes de comenzar a cambiar las llantas, debe verificar que el gato de su automóvil esté allí, que tenga una llanta de refacción debidamente inflada, que tenga una llave de tuercas que se ajuste adecuadamente a su rueda y que también tenga los pernos de las orejas correctos.

Una vez que haya estacionado con seguridad su automóvil, asegúrese de colocar un par de ladrillos o piedras grandes debajo de los neumáticos para asegurarse de que no ruede ni se mueva. Lleve el gato, el neumático de repuesto y la llave de tuercas hasta el lugar donde va a cambiar los neumáticos.

Comience retirando la tapa / tapacubos y aflojando las tuercas antes de levantar el carro para evitar que las ruedas giren sobre usted. Gírelos hacia la izquierda para aflojarlos hasta que se desprendan. Una vez hecho esto, puedes subir el auto.

Retire el neumático viejo. Como ya sacó las tuercas, tire de ella con el peso hacia adelante para evitar que caiga hacia atrás.

Ahora está listo para poner el neumático nuevo. Ajuste el neumático en los ejes roscados para que encajen. Luego puede reemplazar las tuercas, apretarlas en el orden correcto.

Una vez hecho esto, puede bajar el gato para que los neumáticos vuelvan a descansar en el suelo. Por último, puede reemplazar el tapacubos o la placa.

Cambiar los neumáticos puede ser difícil la primera vez que lo prueba, pero una vez que lo domine, será más fácil y más fácil cada vez que lo haga.

Cómo cambiar las piezas del radiador de tu calefacción

Si se te dificultan mucho las reparaciones, debes saber  que reparar un radiador de una bomba de calor puede ser tan sencillo como parece, pero sino sabes cómo o no sabes lo que hace no será una tarea para nada sencilla.

Durante el invierno son muy necesarios los radiadores para darle calefacción a los hogares y lo que menos deseamos es que se averíe nuestro punto más importante de calor durante el invierno.

Cuando un radiador está roto suele enfriarse por completo, cuando vas a abrirlo la llave de paso de aire se te queda en la mano, o cuando te acercas a revisarlo se han derramado gotas por debajo y detrás del mismo.

Si tienes suerte será muy fácil arreglar la avería, pudiendo hacerlo tú mismo. Aquí te explicaremos con mucha claridad y precisión paso por paso lo que debes hacer para poder arreglar tu radiador.

Primero antes de comenzar hacer cualquier otra cosa debes desconectar la caldera de la corriente.

En segundo lugar debes vaciar el circuito de agua caliente, para esto emplea la llave de vaciado, está llave de vaciado se encuentra debajo de una tapa, está tapa suele estar debajo de la caldera instalada.

En tercer lugar lo que debes hacer es desmontar el detentor y desmontar la llave. Para poder hacer esto ayúdate con una herramienta, específicamente con una llave inglesa, así podrás aflojar los racores y las tuercas que los mantienen juntos, uno a la tubería y el otro al radiador.

El Paso número cuatro a realizar vacía el agua y deja que corra.

Como paso número cinco el radiador debes descolgarlo de donde está y debes apoyarlo en el suelo.

En El Paso número seis lo que harás será cambiar la llave, bajar la pieza, montar una nueva pieza y debes seguir los mismos pasos a la inversa.

En El Paso siete debes saber que el detentor tienes que cambiarlo. Tienes que remover el detentor viejo, colocar el nuevo detentor de manera directa, de la manera más sencilla posible.

Y por último en el caso del radiador, vuelve a montarlo donde se encontraba inicialmente.

Los radiadores cuentan con un purgador, cuando estás haciéndole una reparación a tu caldera debes sustituir el purgador, la sustitución de esta pieza es muy específica.

Para hacerlo debes seguir seis simples pasos a parte de los antes mencionados.

Primero debes cerrar la llave y tienes que cerrar el detentor.

Lo segundo que debes hacer es desconectar a la caldera.

Lo tercero que queda por hacer es colocar un recipiente en la parte que quede debajo del purgador.

Ahora como cuarto paso el purgador debe ser desmontado. Por lo general los purgadores están aguantados con una rosca y no es difícil de remover, en realidad es muy sencillo, luego debes montar el nuevo purgador de tu caldera.

Parece que todo está listo cuando montas el purgador, cuando en realidad los pasos más importantes son el cinco y el seis, los dos últimos. En El Paso cinco debes abrir la llave y abrir el detentor.

En El Paso seis lo que debes hacer es llenar nuevamente el circuito, esto hay que dejarlo a presión, la presión para esto es recomendada por la persona o la marca que fabricó la caldera.

Ahora sí, ya cuentas con tu caldera perfectamente instalada y puedes darle uso. Recuerda hacerlo de manera correcta. Es muy sencillo repararla. Solo necesitas tiempo y cuidado para hacerlo. Ya no tienes excusas para no reparar los radiadores de la caldera, porque guiado con este post explicativo puedes ver lo sencillo que es, lo rápido que puede ser, lo económico que saldrá porque no debes pagarle el servicio a nadie, y además de arreglar la calefacción, nos ahorramos Los Gastos futuros que pudiesen darse si ocurriera una fuga de agua, o que ocurra un completo corto circuito, si esta agua llegara a entrar en contacto con los cables, o los enchufes u otros electrodomésticos presentes.

Cuidado de las mascotas

 

La decisión de incorporar un perro o un gato a la familia, es un compromiso, ya que las mascotas requieren diversos cuidados, tiempo y cariño.

A continuación algunos puntos a considerar:

 

Actividad

Es importante para la salud de las mascotas que estén activas por lo menos veinte minutos al día, ya sea en paseos al aire libre o dentro de la casa, por medio de juegos.

 

Dieta

El asesoramiento profesional es vital para determinar el plan de alimentación adecuado, ya que la variedad y la cantidad de alimento que se administra evitará problemas de salud, como la obesidad.

 

Hidratación

Debe prestarse atención a los niveles del agua en el bebedero de tu mascota, mantenerla fresca y limpia, asegurando que tome suficiente.

 

Higiene

De acuerdo con la raza de la mascota, será necesario cepillar el pelaje diariamente, cortar el pelo periódicamente, cortar sus uñas, limpiar los oídos y dientes así como vaciar las glándulas perianales.

Para algunos de estos cuidados se puede recurrir a profesionales, cuyas técnicas no sean invasivas ni perjudiciales, teniendo en cuenta que empleen productos de buena calidad y respetuosos para los animales, protocolos de esterilización de las herramientas y que tengan un trato individual con la mascota, adaptándose a sus necesidades.

Una buena opción es optar por instalaciones que permitan observar todo el proceso, asegurando que le dan a la mascota el mejor trato como por ejemplo la peluqueria canina MascoStyle.

También es importante mantener aseadas las camas, frazadas, ropas y juguetes, asegurando de esta forma que el animal se mantenga limpio por más tiempo y de evitar la proliferación de pulgas y/o garrapatas.

 

Consultas veterinarias

La mejor salud es la preventiva, por lo cual elegir un médico veterinario garantiza que la mascota tenga el mejor cuidado posible.

El especialista le administrará oportunamente vacunas y desparasitaciones, asesorará al respecto de la dieta y ejercicio requeridos de acuerdo con las características propias del animal evitando posibles enfermedades y complicaciones en su salud.

 

Accesorios y Juguetes

De vital importancia para su actividad física y mental, brindan la oportunidad de crear lazos con los miembros del hogar mientras se divierten.

Estos no deben ser los mismos que se usan para los niños, ya que su construcción y materiales pueden resultar dañinos para las mascotas, también es importante evitar que los sigan usando una vez rotos, ya que podrían ingerir sus partes  y desencadenar problemas de salud.

Elegir una tienda de mascotas con opciones variadas y de calidad es la mejor opción.