Decoración Feng Shui: Claves para lograrlo en tu hogar

Para algunos decorar un piso, una casa de dos plantas, un chalet, las habitaciones, baños y hasta las afueras de una vivienda, resulta algo tormentoso. Pasar toda la vida preguntándose cómo organizar el hogar no debe ser algo preocupante. El punto es poder llegar a una armonía entre varias paredes, ya sean de hormigón ladrillos.

El Feng Shui es lo recomendado al momento de organizar y decorar una casa. La especialista arquitecta y especialista en Feng Shui, Stefania Sagnotti, lo describe como un arte chino que aporta energía alrededor y hace esta fluya de la manera correcta.

Asimismo, la decoradora especializada en esta técnica, Alicia Gómez, dice que esto define el reflejo inconsciente de los que nos sucede ante sitio donde más tiempo pasamos. Si en lo que nos rodea no hay equilibrio y armonía, no existe tampoco en nuestra vida, explica Gómez.

La arquitecta e interiorista, Esther Carrillo, aporta que el Feng shui es una filosofía que tiende a establecer la conexión entre las personas y su entorno, o el espacio donde se encuentran. Carrillo, lo toma como una herramienta que le permite a las personas tomar consciencia del aspecto de su vivienda, porque se demuestra que el entorno es un factor que influye en los individuos.

Una especialista en interiorismo, Virginia Albuja, realiza su trabajo a través del Feng Shui partiendo de las necesidades de sus clientes. Esto le da la facilidad de proponer decoraciones que mejoren el ambiente y se defina un proyecto exitoso al momento de decorar el hogar. Si quieres poner en práctica el Feng Shui en tu casa, te recomendamos algunas claves necesarias para hacerlo:

La limpieza ante todo

Para comenzar hay que tener limpios cada uno de los ambientes, aun los que no se utilicen. Esto permite una mayor facilidad al momento de organizar y mantener todo en orden. Evitando además, la acumulación de cosas que no son necesarias en el hogar.

No pueden faltar los espejos

Dentro del arte del Feng Shui, los espejos son unos objetos clásicos. El punto es lograr colocarlos en la ubicación correcta. En áreas como el salón, puede colocarse uno que se refleje frente a la mesa, lo que permite la armonía familiar.

Una ubicación que debe evitarse es, colocar un espejo frente a la cama. Esto complica el descanso y puede aumentar los nervios a la hora de dormir.

Dejar fluir la energía

La energía tiene que ir de forma ondulante. Cuando hay un espacio de la casa que es recto, como los pasillos largos, pueden traer energía desfavorable. Existen objetos decorativos que sirven para frenar la velocidad de esta energía que suele ser acelerada, entre ellos un móvil de viento o una alfombra.

Ser cuidadosos con los baños

En los baños suele perderse energía en cantidades grandes, por tanto objetos como la tapa del inodoro y la puerta del baño, tienen que estar cerradas regularmente. Al momento de colocar un espejo en el baño, debe ponerse en la parte de afuera de la puerta, ya que cuando se coloca dentro rebota la energía. Lo ideal es cambiar la bañera por una ducha.

Cada lugar con su propia personalidad

Lo que se refiere a la personalidad de algunas zonas, es la forma en que se decoran. El comedor y al salón le van colores fuertes como naranjas o rojos, por poseer una energía Yang. Los lugares con Ying como los dormitorios, tienen que poseer tonalidades claras como el azul pálido o el verde suave, para que sea un lugar de tranquilidad y confort.

En cada zona puede aplicarse inciensos de aromas diferentes para que la vibración y energía pueda cambiar para darle armonía.