Mascarilla de uva rejuvenecedora

Con las uvas podemos preparar una mascarilla cargada de antioxidantes que actúa como rejuvenecedora porque, además de purificar, nos ayuda a reafirmar la piel del rostro. Este tratamiento puede realizarse a diario; pero también antes de alguna reunión importante porque su efecto es inmediato.

 

La uva contiene polifonelos, potente antioxidante para tratar los signos de la edad y el envejecimiento de la piel. Este componente ayuda a evitar la degradación de la elastina y del colágeno de la piel, componentes que le brindan elasticidad y firmeza a la piel. Por su parte, las uvas negras contienen resveratrol, principio activo de la enzima sirtuina, cuya función es contribuir a retrasar el envejecimiento de la piel y aumentar la vitalidad celular.

 

Preparación de la mascarilla de uvas

 

  1. En principio hay que limpiar muy bien la piel del rostro. Con algo de tiempo puede realizar incluso una exfoliación antes para que los resultados sean más efectivos.
  2. Se toma un puñado de uvas y se cortan por la mitad. Aplasta en un mortero hasta obtener una pulpa homogénea. Déjala reposar en la nevera para que se enfríe durante media hora.
  3. Esta pulpa la aplicas en todo el rostro como lo haces con una mascarilla normal. Haz énfasis en zonas con mayor incidencia al envejecimiento como el cuello, frente, contorno de ojos y contorno de boca.
  4. Deja actuar por 20 minutos.
  5. Retira con abundante agua tibia.
  6. Puedes aplicar finalmente una crema hidratante

Al machacar o triturar las uvas podemos extraer las semillas, las cuales se utilizan en tratamientos de belleza como exfoliante natural de la piel, contribuyendo adicionalmente a producir mayor cantidad de elastina y colágeno.

 

Una última recomendación

 

Se recomienda no sólo tratar la piel por fuera, sino también por dentro, consumiendo uvas y alimentos ricos en vitaminas A y E como apio, espinacas, kiwi, etc. Esto le dará un efecto rejuvenecedor completo.