Consejos para reducir el presupuesto de una boda

 

En una boda los gastos suelen ser astronómicos y si no queréis saliros de presupuesto, no está mal hacer una serie de concesiones. Hay formas de ahorrar en una boda.

 

La fecha. Solemos imaginar nuestra boda al aire libre en primavera o verano. Aunque esta opción tiene un par de inconvenientes, tenéis que reservar un lugar para el banquete con antelación debido a que hay más demanda y los precios serán acordes a la temporada, altos. En cambio, si la boda es en invierno os podréis ahorrar un 30% además de poder elegir entre más opciones.

El vestido. No deseches la idea de alquilar uno, tendrás acceso a muchísimos modelos de distintos diseñadores y así te podrás permitir un vestido de mejor calidad ahorrándote una cantidad significativa de dinero. Piensa también que es difícil que vuelvas a ponértelo.

La elección de la temática. Una temática retro o rural es más barata que una chic y glamurosa. Además las dos primeras están de moda.

Las invitaciones. Puede que tengáis que pagar una gran cantidad por el diseño e impresión de vuestras invitaciones. Aprovechaos de un amigo que os pueda hacer ese trabajo a modo de regalo de boda o mucho más barato.

 

¿Os gustaría que un profesional os aconsejara y guiara en todo el proceso?

Solicitad un bono de “horas de consulta” para beneficiaros de los conocimientos de un wedding planner sobre ciertos asuntos o contratar sus servicios solo para aquello que sea más importante.

La negociación. Negociar el precio del menú con el catering o el restaurante para que este sea más económico. Cuantos más invitados sean más barato debería salir el precio y más fácil debería de ser esa negociación.

Gastos compartidos. Si alguien de vuestro entorno se va a casar el mismo año que vosotros, no estaría mal ver, si hay algo un podáis compartir o aprovechar para así reducir costes o comprarlo junto.

Andrea y Juan Pedro, de Gandía, disfrutaron de una boda íntima y totalmente hecho a su gusto. Desde las invitaciones hasta el más mínimo detalle de la celebración el decidieron ellos. Y es que como una boda hecho a medida… ¡no hay nada!

Las invitaciones fueron de lo más originales: hicieron un cómic con todos los invitados de la boda (afortunadamente, sólo eran una treintena). Después aprovecharon los mismos dibujos del cómic para poner donde estaba sentado cada uno.

El ramo de novia, que ya os enseñaré algún día, estaba hecho de “chuches”. Una idea, también, muy original y diferente, pero sobre todo, muy dulce.

Las damas de honor (las dos hermanas de la novia, conjuntadas con el mismo vestido) llevaban su ramo especial, también de golosinas, y del mismo estilo que el de la novia.

La boda consistió en todo un fin de semana en la casa rural El Montón, en Mislata, cerca de Valencia. El viernes por la noche la pareja cenó con las respectivas familias. El siguiente sábado por la mañana comenzaron a llegar los amigos y disfrutaron de una mañana de descanso en la piscina para algunos y de excursión en bicicleta para otros. Por la tarde tuvo lugar la ceremonia, que podéis ver en la siguiente fotografía. Por la noche cenaron todos juntos y quedaron a dormir en la casa. Finalmente, el domingo pasaron el día allí con todos los invitados.

Por otra parte los anillos no los trajo el hombre más mayor de familia en lugar del más pequeño como sería lo habitual, rompiendo tabús y creando tendencias, ya que así se le rinde homenaje a nuestros abuelos que son lo más grande que tenemos en este país.

Los testigos de la boda fueron muy especiales y digamos que poco ortodoxos por decirlo de alguna manera, aunque a decir verdad fue una experiencia grata que otro día me tomaré la molestia de relatar

Tras la ceremonia cenaron en la misma casa. La comida se lo llevó de un restaurante cercano. Pudieron celebrar el convite en este entorno inmejorable.

Uno de los momentos más especiales de la noche fue la Ceremonia de la Luz. Inspirados por la ceremonia de la luz que Andrea y Juan Pedro vieron en su viaje a la India, decidieron compartirla con todos sus amigos y familiares: utilizaron unos pequeños objetos que cuando entran en contacto con el agua encienden como si fueran una pequeña bombilla. La ceremonia la hicieron en la piscina de la casa, pero sin nadie bañándose obviamente (aunque hubiese tenido su gracia), donde abundaban este tipo de elementos que brillaban al contactar con el agua.

En definitiva, fue una boda muy amena, bastante personal donde todos disfrutamos en un ambiente bastante propenso al humor y el cachondeo en general. Mi opinión sobre este acto en concreto, es que se come con patatas a las bodas tradicionales, mucho más aburridas y previsibles, frente a la frescura y la diversión que ponen encima de la mesa este tipo de actos.

 

Foto Vía https://www.cosasdeboda.com/

 

Formación Universitaria

Puertas contrafuego

Las puertas contrafuego son un mecanismo que se utilizan en grandes empresas o edificios como una salida de emergencia. Estas cuentan con el nombre contrafuegos ya que son capaces de prevenir que el fuego de propague de manera más amplia. Este tipo de puerta se puede encontrar fabricadas en diferentes materiales como la madera, metal e incluso el vidrio tal como nos comentan desde la web Cerrajeros Ventas de Madrid.

Este tipo de puertas son ideales para que las personas encuentren una forma mucho más fácil de salir del edificio en el cual se encuentren. Este tipo de puertas cuentan con la ventaja de que se encuentran diseñadas con una capacidad de aislamiento térmico con el cual se puede mantener todo el calor y el fuego dentro del local. Pueden llegar a resistir grades temperaturas lo cual es ideal para mantener protegidas las vías de escape en caso de que se presente una situación de alto peligro en lo que respecta al fuego.

Una de las más utilizadas son las pivotantes metálicas, gracias a este tipo de puertas se puede llegar a medir la capacidad que tiene para soportar grandes temperaturas ya que con su fabricación se busca que no se pase de más de 140 grados centígrados en lo que se refiere. También se prepara para que no supere los 180 grados centígrados en cualquier parte de la puerta ya sea en la hoja o en el resto y que o ascienda a más de los 360 grados centígrados en partes como el marco de esta. Además son perfectas para comprobar si los gases inflamables se mantienen estancados dentro del lugar.

En muchos países estas puertas son llamadas puertas contra el fuego, y ya que estas se han probado para salir al mercado cuentan con una calificación que aria desde la más potente hasta la más baja. Esto quiere decir que hay puertas que pueden llegar a resistir un tiempo estimado de una hora a altas temperaturas del fuego. Un nivel más arriba se encuentran aquellas que pueden llegar a resistir media enfrentadas al fuego como aquellas que pueden enfrentarse a altas temperaturas de fuego llegando a soportar un tiempo estimado de dos horas y una de las más potentes son aquellas que lograr mantenerse hasta las tres horas resistiendo un fuego inclemente.

No solamente el material de estas puertas es importante a la hora de instalarlas en un edificio sino que también lo son las bisagras ya que este tipo de puertas deben ser abiertas con la mínima presión ejercidas sobre ellas. Además de que estas deben encontrarse en buen estado de mantenimiento ya que de lo contrario podrían causar dificultades al ser abiertas por las personas cuando se encuentren en una emergencia.

La resistencia que pueda tener estas puertas a la hora de enfrentarse a un incendio dependerá de si las personas lograr darle un buen mantenimiento ya que de lo contrario su calidad disminuirá y podría ocasionar grandes daños no solo en la infraestructura sino que también podría causar la pérdida de vidas humanas de no realizarle un mantenimiento constante y periódico para saber si se encuentran en el estado óptimo para poder realizar su trabajo.

¿Qué puedo hacer si no puedo pagar un abogado?

 

Si estás pasando una situación difícil como un divorcio, un accidente de tráfico o la pérdida de un empleo o de un ser querido y enfrentas un caso legal sin asesoría, no te deprimas el hecho que no tengas los fondos económicos para costear un abogado no significa que estés solo, en la actualidad hay muchas alternativas para que no te sientas a la deriva. Solo debes documentarte de cuáles son tus opciones.

 

Programas financiados.

En la mayoría de los estados existe una red nacional de oficinas legales, estas son creadas y subsidiadas con fondos federales, están a la orden de personas con pocos recursos económicos y solo atienden casos civiles. Estas oficinas están la disposición del estado y cuentas con abogados expertos y asistentes jurídicos capaces de brindar apoyo y asesoría. Debes indagar cuales son los planes del estado para asesoría legal lo mas común es investigar en los tribunales de tu zona.

Programas pro bono.

Muchas casas de abogados tienen programas de financiamiento total o parcial, estos son abogados comprometidos con el bienestar social y brindan asesoría gratis o a bajos costos a casos especiales como violencia doméstica, personas con SIDA y adultos mayores. Investiga en las casas de abogados más reconocidas de tu zona si planteas tu caso, es probable que algún abogado se solidarice con la causa.

Talleres educativos

Las universidades y colegios de abogados en la mayoría de los casos brindan talleres educativos, en estos talleres hay abogados invitados y estudiantes bien documentados capaces de responder cualquier duda. Si buscas ayuda en los colegios de abogados lo más seguro es que la puedas encontrar.

Mediadores de juzgados

Todos los tribunales o juzgados cuentan con mediadores que están a la disposición de los demandados, así que no lo dude y pregunte en los juzgados de su localidad como ponerse en contacto con los mediadores.

Como puede ver hay muchas opciones a la hora de buscar asesoramiento legal, lo más recomendable es que se organice y realice todas las búsquedas que amerite antes de enfrentar cualquier demanda.