¿Por qué necesito una web móvil?

Muchos pequeños empresarios o autónomos creen, equivocadamente, que no precisan una web móvil para sus negocios. La falta de información y el desconocimiento pueden ocasionar serios daños económicos a pymes y profesionales, ya que cada vez más usuarios acceden a Internet, únicamente, a través de pequeños dispositivos inteligentes, como móviles o tabletas.
Veamos qué diferencias más significativasexisten entre una web diseñada para móviles y una web convencional, a la que se accede desde ordenadores:
·      Contenido. El contenido es el elemento más importante en cualquier sitio web. Sin embargo, es interesante saber que la información que precisa un usuario de móviles no va a ser la misma que la demandada por internautas que acceden desde ordenadores de sobremesa o portátiles. Si empleamos un smartphonedeseamos concreción y brevedad. Consultando un móvil, además, también resultan muy útiles los resultados en función de la ubicación geográfica.
·      Disposición de botones. La ubicación de los botones no puede ser la misma en móviles y en ordenadores de sobremesa. Se requiere una adaptación, que evite errores en las pulsaciones en pequeños dispositivos. No es lo mismo teclear con un dedo que hacer “clic” con el ratón.
·      Ancho de pantalla y tamaño de caracteres. Las webs móviles se acomodan al ancho de pantalla de los teléfonos móviles y de las tabletas. Por otra parte, el tamaño de las letras debe posibilitar la lectura de los textos desde pequeños terminales.
·      Diferencias de estructura. La estructura de un sitio web convencional y de uno móvil no puede ser la misma, resulta casi imposible trasladar el esquema de un site convencional a la versión móvil. Aquí se dispone de mucho menos espacio y, por fuerza, hay que realizar ajustes, por ejemplo, en las opciones de menú.
·      Posicionamiento en buscadores móviles. Los sitios web móviles pueden posicionarse, con más facilidad, en motores de búsqueda específicos para este tipo de páginas. Los buscadores móviles priman estos sitesfrente a los convencionales que carecen de versión específica.
·      Ligereza.Los contenidos presentes en las webs para móviles han de estar optimizados. Los textos, imágenes, vídeos o archivos deben ser livianos, con el fin de ganar en velocidad. Hemos de tener presente que las conexiones de datos no poseen, aún, las prestaciones de una línea ADSL, por ejemplo.
Son sólo algunos ejemplos que muestran las diferencias entre una web convencional y una diseñada específicamente para móviles. Las compras por Internet a través de smartphones y tablets se están disparando, las conexiones de datos mejoran cada día y el boom de los pequeños dispositivos inteligentes está logrando equiparar las transacciones vía móvil con el resto, si no las superan ya.
El comercio electrónico avanza rápidamente y ya es posible comprar vía móvil desde casi cualquier lugar. Por todo ello, el número de webs móviles aumenta vertiginosamente, aparte de fenómenos como el diseño web adaptativo.
En este contexto, las empresas deben reciclarse rápidamente, si no quieren perder el tren de la revolución del m-commerce. La solución puede pasar por incorporar una web móvil a la estrategia online.
 
Extracto: Todas las empresas deberían preocuparse por tener sitios webs específicos para móviles. El boom de los pequeños dispositivos inteligentes, el fenómeno del comercio electrónico y la mejora de las coberturas de las líneas de datos están contribuyendo al desarrollo de las transacciones vía móvil (m-commerce). Por ello, se hace necesario que las pymes se adapten a esas nuevas circunstancias.
Fuentes: