Puertas contrafuego

Las puertas contrafuego son un mecanismo que se utilizan en grandes empresas o edificios como una salida de emergencia. Estas cuentan con el nombre contrafuegos ya que son capaces de prevenir que el fuego de propague de manera más amplia. Este tipo de puerta se puede encontrar fabricadas en diferentes materiales como la madera, metal e incluso el vidrio tal como nos comentan desde la web Cerrajeros Ventas de Madrid.

Este tipo de puertas son ideales para que las personas encuentren una forma mucho más fácil de salir del edificio en el cual se encuentren. Este tipo de puertas cuentan con la ventaja de que se encuentran diseñadas con una capacidad de aislamiento térmico con el cual se puede mantener todo el calor y el fuego dentro del local. Pueden llegar a resistir grades temperaturas lo cual es ideal para mantener protegidas las vías de escape en caso de que se presente una situación de alto peligro en lo que respecta al fuego.

Una de las más utilizadas son las pivotantes metálicas, gracias a este tipo de puertas se puede llegar a medir la capacidad que tiene para soportar grandes temperaturas ya que con su fabricación se busca que no se pase de más de 140 grados centígrados en lo que se refiere. También se prepara para que no supere los 180 grados centígrados en cualquier parte de la puerta ya sea en la hoja o en el resto y que o ascienda a más de los 360 grados centígrados en partes como el marco de esta. Además son perfectas para comprobar si los gases inflamables se mantienen estancados dentro del lugar.

En muchos países estas puertas son llamadas puertas contra el fuego, y ya que estas se han probado para salir al mercado cuentan con una calificación que aria desde la más potente hasta la más baja. Esto quiere decir que hay puertas que pueden llegar a resistir un tiempo estimado de una hora a altas temperaturas del fuego. Un nivel más arriba se encuentran aquellas que pueden llegar a resistir media enfrentadas al fuego como aquellas que pueden enfrentarse a altas temperaturas de fuego llegando a soportar un tiempo estimado de dos horas y una de las más potentes son aquellas que lograr mantenerse hasta las tres horas resistiendo un fuego inclemente.

No solamente el material de estas puertas es importante a la hora de instalarlas en un edificio sino que también lo son las bisagras ya que este tipo de puertas deben ser abiertas con la mínima presión ejercidas sobre ellas. Además de que estas deben encontrarse en buen estado de mantenimiento ya que de lo contrario podrían causar dificultades al ser abiertas por las personas cuando se encuentren en una emergencia.

La resistencia que pueda tener estas puertas a la hora de enfrentarse a un incendio dependerá de si las personas lograr darle un buen mantenimiento ya que de lo contrario su calidad disminuirá y podría ocasionar grandes daños no solo en la infraestructura sino que también podría causar la pérdida de vidas humanas de no realizarle un mantenimiento constante y periódico para saber si se encuentran en el estado óptimo para poder realizar su trabajo.