Contratos de seguro

Las pólizas de seguro, son documentos legales en lo que se establecen los derechos y deberes de los participantes, en dicho documento llamado también contrato de seguro, que son el asegurador y el asegurado principalmente.

Un contrato de seguro, también puede definirse como un negocio realizado por el asegurador o compañía aseguradora y el solicitante de dicho servicio, en el que el asegurador debe pagar una prima, y el asegurador se obliga a subsanar al asegurado en caso de que se le presente alguna emergencia dentro de los acuerdos convenidos.

En los contratos de seguro, se aseguran riesgos específicos, de forma que al llegar a ocurrir un siniestro que este pre establecido en el contrato de seguro, el asegurador se obliga a pagar una indemnización total al asegurado.

Es muy importante, establecer un contrato de seguro debido a que pueden haber patologías, o accidentes que no estén cubiertos en caso de ocurrir por la aseguradora, en este caso el asegurado no recibirá ningún tipo de beneficio.

Factores de intervienen en los contratos de seguro

  • El asegurador: es la compañía aseguradora que asume la responsabilidad de los riesgos que pueda sufrir el asegurado.
  • El asegurado o beneficiario: es la persona que busca y contrata los servicios el seguro, y acepta los términos y condiciones así como también realiza sus exigencias a la compañía aseguradora.
  • La póliza: es el documento legal y principal que concierta un contrato de seguro, en el misma se expresan los deberes y derechos de ambos participantes y el mismo debe ser firmado por el asegurador y el asegurado para tener validez.
  • Los beneficiarios: son las terceras personas, que tienen derecho a recibir las prestaciones o beneficios de la póliza pactada, todo previamente acordado por el asegurador y el asegurado en la póliza de seguro correspondiente.